Páginas vistas en total

domingo, 18 de diciembre de 2011

“Por la razón o la fuerza”, Chile está vivo


Sin registro electoral alguno, Pinochet impuso fraudulentamente la Constitución que legalizó su modelo político autoritario de economía neoliberal de mercado. La constitución pinochetista encadenó un entramado jurídico antidemocrático que consagró un modelo gatopardiano en el que todo debía cambiar para que todo siguiera igual.

La Concertación  fue el instrumento ideal en el que socialistas “deslastrados” del ideal allendista y los mismos demócrata cristianos que promovieron el golpe de 1973, se unieron para vender al mundo un espléndido modelo de democracia autoritaria y economía neoliberal administrado por la izquierda. 

El mundo se mostraba gratamente sorprendido por ese Chile “tan moderno”. La Concertación y sus paladines Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet se encargaron cual somnífero de mantener al pueblo chileno aletargado durante dos décadas.  El  putrefacto cadáver del dictador suspiraba de emoción y la derecha empresarial se frotaba las manos de dicha financiera. Mientras tanto –se decía- no se debía hacer nada so pena que regresara la derecha y se “terminaran las libertades”.

Pero la derecha regresó y todo siguió igual, salvo que se desvaneció el efecto somnífero bajo el influjo de una nueva generación   que no conoció la dictadura, pero si sus perniciosos efectos antidemocráticos y neoliberales. Restricciones al estudio  y al trabajo, pobreza encubierta, una de las distribuciones más inequitativas del mundo, privatizaciones por doquier, falta de oportunidades, un futuro incierto y otras perlas han hecho estallar el paraíso de Pinochet y la Concertación. Hoy los jóvenes están en las calles y luchan por sus derechos. Han comenzado a hacer válido el lema del escudo de Chile, “Por la razón o la fuerza”. Toda la fuerza de la juventud chilena en favor de su lucha junto al pueblo. Chile está vivo.

La inevitable crisis en 2012






Parece inevitable que el mundo entre en un período de crisis profunda en 2012, aunque su peor momento sea 2013, habida cuenta que el próximo año será de maduración de las tendencias que se iniciaron en 2008  y cobraron fuerza en 2010, después que las “paños tibios” implementados por las instituciones financieras mundiales y las de las potencias no generaran los resultados esperados.


Una de las principales características de esta crisis es su carácter global, afecta a todos los centros de poder, pero no lo hace al mismo ritmo y con la misma profundidad en cada uno de ellos. Mientras Europa avanza hacia una recesión insondable, Estados Unidos y Japón están estancados y se verán enfrentados  a graves riesgos como consecuencia de la crisis de la eurozona,  China, aunque no manifiesta los problemas de los anteriores, se verá obligada –después de muchos años- a reducir su ritmo de crecimiento.


En ese ámbito América Latina será impactada por la baja de los precios de sus materias primas y por la disminución del consumo de Asia, en particular de China e India


A estos elementos habrá que agregar una posible escalada de las tensiones bélicas en el Medio Oriente que podrían llevar los precios del petróleo a niveles nunca antes alcanzados.


En particular, la situación de la Unión Europea (UE) es especialmente grave. A la debilidad creciente del euro, se suman los problemas de ingobernabilidad generados en la afectación de la inversión social, la intervención de los gobiernos por las entidades financieras y la pérdida de soberanía en favor de Alemania y Francia quienes hoy son los que toman las decisiones. Las tensiones con Gran Bretaña después que ésta asumiera una posición más cercana a Estados Unidos que a Europa vislumbra que, a pesar de las alianzas,  la potencia norteamericana aprovecha la crisis para dinamitar al euro fortaleciendo su moneda en detrimento de sus propios socios. Todo esto ha llevado a que parezca inevitable que la UE se reduzca de 27 a 17 miembros.


Esta situación podría llevar a conflictos sociales de pronóstico reservado. Como siempre la crisis recaerá en lo más pobres, pero esta vez se llevará por delante a importantes sectores de clases medias. Se desatarán tendencias racistas y xenófobas buscando culpables donde no están. Caerán, como han caído gobiernos de derecha y social demócratas por igual, porque la crisis no tiene color político. Si de trazar fronteras se trata, habría que escuchar la consigna de los indignados en Estados Unidos cuando dicen  “Somos el 99%, no podemos dejar que el 1% nos gobierne y decida por nosotros”.


A nivel de la estructura del sistema  internacional, el mundo enfrentará la crisis en condiciones de absoluta debilidad. El G-20 se ha transformado en un mecanismo sin capacidad de generar soluciones al problema y la ONU ha perdido total credibilidad como instancia de debate y toma de decisiones porque han cedido las mismas a los organismos financieros internacionales.


Hay que prepararse, porque el futuro es incierto y parece difícil. Para nosotros, la única manera de salir adelante es a través de una mayor integración y unidad de los latinoamericanos y caribeños independientemente de cuál sea su orientación política de sus gobiernos. Nadie sobrevivirá por si solo en el mundo del mañana.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Estados Unidos no pierde tiempo


Nadie puede poner en duda el éxito que tuvo la cumbre de la CELAC. Habrá quien quiera poner el énfasis en las diferencias y encontrará no pocas de ellas. El gran reto será poder superar esas diferencias para construir sobre aquellos ámbitos en los cuales existen puntos de vista y necesidades comunes.

Nadie tampoco puede dudar que Estados Unidos conspirará permanentemente para el fracaso de esta instancia integracionista. Lo hizo antes de nacer y lo hará mientras pueda.

Apenas una semana ha transcurrido del fin de la Cumbre y ya se han comenzado a evidenciar las manifestaciones que presagian ese destino. Al día siguiente de finalizada la magna cita de Caracas se reunieron en Mérida, México, los países tutelados por gobiernos de derecha, Colombia, Chile, Perú y la nación sede para “acelerar el paso en la integración profunda en materia económica y aprovechar la cuenca del Océano Pacífico para incrementar los flujos de comercio” según manifestó el presidente Calderón. Panamá ya ha manifestado su intención en incorporarse a la llamada “Alianza del Pacífico” que busca contrarrestar el peso que los gobiernos progresistas tienen en Unasur.

En otro orden Panamá, Estados Unidos y Colombia anunciaron la instalación de una academia de estudios y entrenamiento en patrullaje de fronteras, según dijo el ministro de Seguridad panameño, José Raúl Mulino. Precisó que “en esa entidad se formarán unidades especializadas en combatir el tráfico de drogas, a los indocumentados y en la vigilancia fronteriza en áreas de difícil acceso”. Dijo que Estados Unidos y Colombia se han comprometido a cooperar y dar asistencia a esa academia, para lo cual fue rubricado un acuerdo con ambos países.

Los latinoamericanos y caribeños tenemos amplia experiencia y conocimiento de lo que significa asesoría de Estados Unidos en esta materia. En los hechos, se creará una nueva base militar con presencia estadounidense en América Latina.

Finalmente, con la construcción de una carretera a orillas del río San Juan en la zona fronteriza con Nicaragua el gobierno de Costa Rica además de violar la normativa ambiental de ambos países busca militarizar la zona, como lo denunciaron organizaciones ambientalistas de Costa Rica. Las obras se ejecutan bajo un decreto de emergencia dictado por la presidenta Laura Chinchilla, en octubre de 2010.

Todos conocemos la tradición pacifista y solidaria del pueblo costarricense. Sólo un gobierno lacayo y apoyado por Estados Unidos es capaz de envalentonarse, generar tensiones en la frontera con Nicaragua, y provocar un conflicto internacional para crear condiciones para una posible intervención militar de Estados Unidos en la región.

La Cumbre de la CELAC fue positiva, pero como advirtió el presidente de Cuba, Raúl Castro el éxito del nuevo bloque internacional "dependerá de lo que hagamos" porque "no se trata sólo de ponerle un nombre".

Una de las primeras cosas que habrá que hacer es estar alertas ante los intentos de Estados Unidos para generar tensiones y conflictos entre nuestros países a fin de hacer fracasar -de esa manera nuestra- voluntad integracionista.

domingo, 4 de diciembre de 2011

CELAC, ecos y silencios en torno a una Cumbre


La Cumbre fundacional de CELAC ha concluido y resulta interesante examinar, el impacto internacional que la misma ha tenido, más allá de nuestras fronteras.

Hay quienes desean poner el énfasis en un aspecto en torno al cual nunca ha habido acuerdo, –y cuando digo nunca me refiero a los últimos casi 200 años- respecto a que si nuestra integración debe ser con Estados Unidos (a través de la OEA y el sistema panamericano) o sin Estados Unidos (ahora a través de CELAC y el sistema latinoamericano y caribeño).

Por ello es imperativo revisar las primeras reacciones, sólo algunas horas después de finalizada la Cumbre. José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, declaró que la CELAC puede ser una buena instancia para enriquecer el diálogo a nivel interamericano y funcionar, ambos estamentos, en paralelo.

Por su parte, Estados Unidos evitó darle alguna validez a la nueva organización y defendió el rol de la OEA. El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Mark Toner señaló que, “hay muchas organizaciones subregionales en el hemisferio, nosotros pertenecemos a algunas y a otras no, nosotros seguimos trabajando a través de la OEA, que es la organización multilateral preeminente que habla por el hemisferio”. Su posición es clara, resalta los conceptos de “preeminencia” y “hemisferio”. La organización Humans Right Watch (HRW), organización que tiene su sede en Estados Unidos ha sido la primera institución en criticar propuestas de la CELAC, como la idea del presidente Rafael Correa en ofrecer una alternativa a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington..

En España, el diario fascista La Razón tituló “Colombia defiende el valor de la OEA con Washington.” Sin embargo, en el cuerpo de la noticia se puede leer algo bastante distinto: “Juan Manuel Santos no cree que la Celac amenace la existencia de la OEA”. En este pasquín, la mentira y la desinformación son lo habitual.

Desde otra visión se manifestó la República Popular China en carta enviada por su presidente Hu Jintao a la Cumbre en la que expresó que "La parte china siempre aborda los vínculos entre China y América Latina y el Caribe desde una perspectiva estratégica y está dispuesta a reforzar el diálogo, el intercambio y la colaboración con la CELAC", La misiva indica la disposición china a hacer "esfuerzos conjuntos a fin de establecer y desarrollar una alianza, bajo los preceptos de igualdad, beneficio mutuo y desarrollo compartido para la cooperación integral" bilateral. Destaca "la idéntica voluntad" de los países latinoamericanos y caribeños en "la salvaguardia de la paz regional y la promoción del desarrollo compartido en las nuevas circunstancias", así como el "papel altamente positivo" de la región en los asuntos internacionales y regionales y manifiesta su convencimiento de que la creación de la CELAC "contribuirá de forma significativa al fortalecimiento de la unión y la coordinación entre los países de la región para enfrentar conjuntamente los desafíos mundiales". Finalmente resalta que en este siglo las relaciones entre China y Latinoamérica vienen "desarrollándose de manera integral y rápida" con una "constante ampliación" de la cooperación.

Que cada quien saque sus propias conclusiones. 

lunes, 28 de noviembre de 2011

El eje geopolítico mundial se comienza a desplazar


La crisis económica y financiera de Estados Unidos y Europa comienza a generar importantes cambios en el sistema internacional. Pareciera que el más importante de ellos es el desplazamiento del eje de la geopolítica desde Occidente hacia Oriente.


Diversas acciones que se perciben al respecto, manifiestan esta contradictoria situación como preocupante para unos y resplandeciente para otros. El probable regreso a la presidencia de Vladimir Putin en Rusia va a marcar un giro en la política exterior de esa potencia que pondrá el énfasis en la recuperación de la zona de influencia que tuvo mientras existió la Unión Soviética, ahora potenciada con la perspectiva de establecer una alianza estratégica con China en contraposición a Medvedev que privilegió el acercamiento a Estados Unidos y a la OTAN. Todo esto ha ocurrido incluso antes de la decisión estadounidense de ubicar su escudo antimisiles en el este de Europa, lo cual ha significado un fracaso de Medvedev que suponía que Estados Unidos le consultaría acerca de tal decisión.

A mediados de octubre Putin hizo un viaje a China. Con ello quiso señalar hacia donde se orientaría su política exterior. Aprovechó para fortalecer la cooperación entre ambas potencias en materia energética y fijaron las pautas comunes de su futuro quehacer conjunto. La visita produjo sendas declaraciones que dejaron claramente establecidos los objetivos de la misma. El presidente chino, Hu Jintao, dijo que se iniciaba una era de “relación estratégica integral”. Putin, por su parte, fue mucho más allá “La relación entre los dos países no encontrará problemas en ninguna esfera. (…) Hay que terminar con la parasitaria dominación del dólar”

Así mismo, este viaje le dio a Putin la posibilidad de mostrar a China su objetivo de crear la Unión Euroasiática, de la que ya forman parte Belarús, Kazajstán y Rusia y que pretende convertirse en una bisagra entre Europa y Asia. Rusia, además invitó a China a fortalecer la Organización para la Cooperación de Shanghai, de la cual forman parte ambos países y varios de los integrantes de la ex Unión Soviética.

Una primera señal en ese sentido es el acercamiento de las posiciones sino-rusas respecto a las agresivas acciones occidentales contra Irán y Siria incluso, buques de guerra rusos arribaron a este último en días recientes llevando asesores de ese país que ayudarán a los sirios a establecer un dispositivo de misiles S-300 que Damasco recibió hace pocas semanas.

Esta medida ha sido simultánea con el anuncio del gobierno ruso de abandonar el tratado START de desarme nuclear, en caso de que Estados Unidos no revierta la instalación de componentes de su sistema de defensa contra misiles en Europa, que Rusia califica de amenaza para su seguridad De la misma manera, hizo pública su decisión de desplegar en el occidente y sur del país – en las regiones de Kaliningrado y posiblemente en Krasnodar, en el corazón de Europa–, un sistema de misiles tácticos.


Es evidente que el eje geopolítico mundial se comienza a desplazar y que las potencias se han comenzado a activar para colocarse en una u otra posición del mismo.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Elecciones…elecciones


Para efectos de la democracia representativa, las elecciones son el súmmum de la realización y la confirmación del proceso. Por lo menos así era cuando los resultados satisfacían los intereses de las oligarquías locales y la potencia imperial.

La votación que llevó a Salvador Allende a la primera magistratura de Chile en 1970 rompió con esa lógica y entonces, el sistema fue usado para erosionar, sabotear y hacer imposible la gestión del presidente socialista y, cuando nada de eso impidió que su esfera de influencia creciera fue sacado del poder a sangre y fuego. En ese momento la democracia representativa dejó de ser válida y los partidos del sistema fueron los primeros en justificar el golpe de estado.

Así fue hasta casi finalizar el siglo XX. En Venezuela, el Comandante Chávez retomó el camino de Allende, llegando al poder con las mismas reglas del sistema. Con ello, se inició un proceso que ha llevado a que la mayoría de los países de América Latina sean gobernados por mandatarios que según palabras de la presidenta Cristina Fernández “se parecen más a sus pueblos”. Ahora, el modelo no sirve y las elecciones dejaron ser el termómetro de la democracia, porque está siendo usado por “populistas y demagogos”. Los procesos electorales necesitaban ser “observados”. ¿Por quién? Por los que se asumen como el modelo a seguir.

El problema es que algunos de ellos tienen como Jefes de Estado a monarcas parásitos que nunca han sido elegidos por sus pueblos. Incluso, uno de ellos, el de España, para ser designado le bastó el voto de un putrefacto dictador fascista que en sus estertores decidió quien iba a ser el ungido.

Más recientemente, en Grecia e Italia se consolidaron sendos golpes de estado y se cambiaron los primeros ministros sin que hubiera campaña electoral ni elecciones, ni conteo de votos. Bastó una decisión unipersonal. Lo novedoso es que ya no son los militares quienes violentan la democracia, -así concebida por Occidente-, sino que ahora son los bancos, las grandes instituciones financieras y –en el caso de Europa- el binomio germano-francés en el que los primeros ponen el dinero y los segundos su carácter de potencia nuclear miembro permanente del Consejo de Seguridad.

No hubo ninguna protesta, ni observadores, conteo de votos, o cuestionamientos a la metodología, tampoco dudas sobre el órgano superior de elecciones. Esta curiosa “elección” si fue considerada democrática. Es evidente que hay elecciones y…elecciones. El problema es quién las hace y quien las caracteriza.

Por su parte, el proceso electoral en España, también deja interesantes experiencias. La más importante es que la profundidad de la crisis no escatima para hacer caer gobiernos de diferente orientación, pero que finalmente están unidos en la defensa del sistema. La socialdemocracia, que en algún momento fue de izquierda, hoy defensora de los modelos neoliberales fue aplastada en Grecia y España, antes en América Latina pasó por el mismo rasero en Chile y Perú.

La gran enseñanza es que la democracia es mucho más que votar, que la participación popular se va tornando clave y que el eje de la política –en el siglo XXI- se va desplazando del parlamento a las calles.

domingo, 13 de noviembre de 2011

No se equivoquen con Irán



Estados Unidos y sus aliados preparan una nueva guerra en el Medio Oriente. No sé sabe  cuál es la capacidad de resistencia de Irán, pero es seguro que será distinta a las de Libia, Afganistán o Irak, por varias razones:

1. Irán es un país cohesionado étnicamente (una gigantesca mayoría de la población es persa)
2. Irán es un país cohesionado ideológicamente (la aplastante mayoría es musulmán chiita)
3. Irán es una república islámica. Eso quiere decir que independientemente de las simpatías que tenga o no el gobierno, los que dirigen el Estado son los ayatolas, que no dudarán un segundo en declarar la guerra santa, en la que "todo vale".
4. Irán tiene "influencia importante" en los gobiernos iraquí, sirio y en el Movimiento Hamas que controla Gaza, además en Hezbollah que es la fuerza político militar más importante del Líbano. El cambio de gobierno en Egipto, ha dejado a Israel prácticamente rodeado de enemigos, quedando sólo Jordania como aliado entre sus países fronterizos.
5. Irán es un país con un gran desarrollo tecnológico que los hace casi autónomos militarmente de Occidente en la perspectiva de una guerra.
6. Irán controla el litoral este del Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz. Bahréin, Qatar, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos y la zona petrolífera de Arabia Saudita están a distancia de tiro de los cohetes iraníes. Solo el bloqueo del Estrecho de Ormuz privaría a Occidente de 6 millones de barriles diarios de petróleo. El precio del crudo se triplicaría y llegaría a valores jamás alcanzados que no resistirían los presupuestos de por lo menos 140 países del planeta.
7. Finalmente -y esto es sólo una conjetura-, la república islámica tiene 32 años en el poder. Es iluso suponer que no se ha preparado para este momento. Habría que ver qué ocurre si ante un ataque contra Teherán, Irán contra ataca golpeando en el corazón de Occidente.

domingo, 6 de noviembre de 2011

La negociación es el único camino hacia la paz en Colombia.


Pocas semanas después del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, consultado sobre el futuro de los miles de somocistas detenidos, el Comandante Tomas Borge quien era ministro del interior del nuevo gobierno, pronuncio una frase que paso a la historia como expresión de lo que debería ser la ética y la moral  de los vencedores “Implacables en el combate, generosos en la victoria”.

Evidentemente no se puede ni se podrá comparar nunca la moral y la ética del Comandante Borge con la de Juan Manuel Santos y sus adláteres que celebraron jubilosos y exultantes la muerte de Cano. No se trata de tener compasión, ni suponer que haya arrepentimiento cuando se ha obtenido una victoria militar. El que enarbola la lucha armada debe asumir los riesgos que ella entraña. Criticamos de estos señores que se dicen cristianos la celebración ante el cadáver del enemigo muerto. Al igual que en Colombia, los asesinatos de Saddam Hussein y Muamar  Gadafi muestran, cual es la ética y la moral de  estos “vencedores”. En cualquier caso, el domingo van a su iglesia, lavan sus culpas y asunto resuelto.

Pero no es de esto, de lo que quiero hablar. Después de la muerte de Cano, Santos ofreció como alternativas la rendición o la muerte, lo cual en pocas palabras es la continuación de la guerra, en contra de la opinión de millones de colombianos que claman por la paz y la negociación. Un vencedor -como lo es Santos en este momento-, debió haber sido “generoso en la victoria”.

Si suponemos que el 90% de los combatientes de las FARC aceptaran rendirse o son muertos en combate, el solo hecho que un 10 % continúe realizando operaciones militares basta para que no haya paz en Colombia. A diferencia de la guerra regular, los combates exitosos de las fuerzas irregulares dependen de una muy pequeña cantidad de combatientes que pueden generar desestabilización e ingobernabilidad parcial que -en mi opinión- es a lo único que las fuerzas guerrilleras colombianas pueden optar en este momento, después de 60 años de guerra, y cuando el equilibro estratégico entre las fuerzas armadas colombianas y las fuerzas militares insurgentes -que se había mantenido durante años- pareciera estarse rompiendo en favor de las primeras.

En el caso de Colombia hay historias que contar al respecto. Ni la muerte de Pablo Escobar, ni la detención y posterior extradición de los hermanos Rodríguez Orejuela, ni todo el apoyo militar y logístico de Estados Unidos han impedido que este país siga siendo el mayor productor y exportador de cocaína del mundo.

Lo que cabe es escuchar al ex presidente Samper y la ex senadora Piedad Córdoba -entre otros- que han hecho un llamado a la negociación que le evite a Colombia más muertes y más destrucción, que impida que la guerra siga siendo el negocio de una minoría, que no haya más perseguidos, asesinados, ni secuestrados, que los falsos positivos sean parte del pasado, que las organizaciones sindicales y sus dirigentes puedan desarrollar sus actividades de manera segura y que no haya más exiliados ni desplazados.

Los colombianos quieren la paz, los latinoamericanos la debemos fomentar por el bien de ese país querido y de toda nuestra región.

domingo, 30 de octubre de 2011

Juan Bosch. A 10 años de su partida


Este 1° de noviembre recordamos los primeros 10 años de la desaparición física de uno de los grandes prohombres de Nuestra América, el doctor Juan Bosch. Se podría hablar de Bosch y perpetuarlo desde múltiples facetas de su tan fructífera vida, sin embargo, en esta ocasión vale rememorar algunos aspectos de su pensamiento internacional.

Bosch vivió largos 91 años en los que le tocó transitar todo el período de guerra fría, esto lo llevó a entrar en profundas contradicciones con las políticas anti comunistas propugnadas desde Estados Unidos. Sólo en ese marco de guerra fría se puede explicar el golpe militar que derrocó su gobierno democrático y la posterior invasión estadounidense a su patria, la República Dominicana. Bosch no sólo se limitó a denunciar los atropellos de Estados Unidos en su país sino que hostigó con su prosa mordaz y aguda pluma  la actitud imperialista de Estados Unidos en el sudeste de Asia y el Medio Oriente y sobre todo en América Latina donde  fue un defensor consecuente de la Revolución cubana hasta sus últimos días.

Fue candidato a Secretario General de Naciones Unidas  y juez del tribunal Internacional de Crímenes de Guerra que investigó las transgresiones cometidas por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en Vietnam, que “eran mucho más grandes, más espantosos, más crueles que los que habían cometido los alemanes y los italianos en Europa y los japoneses en Asia durante la segunda guerra mundial”

Finalmente quisiera destacar dos aspectos del discurso de Juan Bosch que cobran validez por la actualidad de su enunciado.  En Caracas, en marzo de 1979  en una reunión de ex presidentes latinoamericanos para discutir sobre la democracia en América Latina al referirse a la condición intervencionista de Estados Unidos expresó “… no estoy hablando de la intervención económica ni de la intervención cultural sino de la intervención militar, que es la más burda, la más grosera y la que más fácilmente ven los ojos de los pueblos del mundo”.

Años después, al explicar la crisis política en el mundo explicaba que quien paga los ingentes gastos militares de Estados Unidos es el gobierno “que está obligado a presentarle a su pueblo un argumento que justifique los gastos billonarios que hace año tras año para mantener en su país y en el exterior cantidades gigantescas de soldados, de aviones y buques, de cohetes nucleares y  de servicios de información que debido al nivel de desarrollo tecnológico a que han llegado los países más avanzados, consumen cantidades enormes de dinero”

Hoy, cuando los Estados canallas se sienten autorizados por la débil legalidad internacional o por la fuerza de su poderío bélico a actuar contra cualquier país del mundo, la enseñanza, el ejemplo de vida y la obra de Juan Bosch conservan plena fuerza y vigor para los pueblos del sur que tienen y tendrán en él un paradigma para la lucha y para la acción liberadora.

lunes, 24 de octubre de 2011

La victoria de Cristina.


Al escribir estas líneas es la 1 y media de la madrugada del lunes 24 de octubre en Buenos Aires y se ha consumado la aplastante victoria electoral de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al obtener casi el 54% de los sufragios de los argentinos. No sólo fue re elegida en su cargo sino que además, su agrupación política, el Frente para la Victoria obtuvo 8 de 9 gobernaciones provinciales en juego y el quórum necesario de 129 diputados y 37 senadores para controlar ambas cámaras del Congreso.

La presidenta Fernández obtuvo una de las más altas votaciones alcanzadas por un candidato/a a presidente/a en la historia, sacando más de 35 puntos porcentuales a su más cercano contendiente, el socialista Hermes Binner, dejando –dicho sea de paso- al candidato de la derecha en tercer lugar con un miserable 11%.

Entre los datos a considerar cuando se realizan los cómputos finales del evento electoral está la importante presencia de los jóvenes kirchneristas agrupados en La Cámpora que han obtenido al menos 10 diputados, los que sumados a la numerosa representación que tienen en otros cargos del gobierno y del Estado, así como de conducción y dirección de las organizaciones sociales dan cuenta de un movimiento que se prepara para mantener en el tiempo la estrategia elaborada por Néstor Kirchner a quien Cristina en su discurso de festejo en la tradicional Plaza de Mayo llamó “el fundador de esta victoria” y para que no hubiera equívocos destacó que “…sin él, sin su coraje y sin las cosas que se atrevió, hubiera sido imposible llegar hasta aquí. Jamás dejó sus convicciones mientras tuvo aliento”, y agregó: “no hablo de él como marido, que nadie se equivoque”. Los jóvenes que se agolpaban multitudinariamente en la madrugada bonaerense lo validaban: “Soy argentino, soy soldado del Pingüino”.

Para América Latina y el Caribe y en particular para el sur de nuestro continente este triunfo significa la posibilidad de dar continuidad a las políticas de integración en las que Néstor Kirchner primero, y Cristina Fernández después, han jugado un papel relevante en cada una de las instancias que se han ido creando para construir un espacio alternativo de acercamiento y participación en el desarrollo, la independencia y la defensa de la soberanía al margen de los dictados imperiales.

Es menester recordar en un día de victoria como éste que fue en Argentina en aquellas memorables jornadas de noviembre de 2005, hace casi 6 años cuando el engendro imperial llamado ALCA pasó a mejor vida por el empuje de los pueblos de la región y sus presidentes.
Hoy, también el pueblo argentino refrendó con su voto la voluntad integracionista de su presidenta, para que su gobierno siga jugando un papel apreciable en el acercamiento con sus hermanos de América Latina y el Caribe y para que el poderío económico de Argentina, su prestigio internacional y su talante democrático sean uno de los ejes sobre el cual gire la unidad de nuestros pueblos.

domingo, 16 de octubre de 2011

¿Mentiras verdaderas o verdades mentirosas?


En la rueda de prensa posterior al extraordinario triunfo  de Venezuela sobre Argentina en la ronda clasificatoria para la Copa Mundial Brasil 2014, las declaraciones del victorioso Director Técnico de Venezuela César Farías, fueron puestas en segundo plano por una cadena internacional de televisión para escuchar las palabras de un derrotado jugador argentino que daba explicaciones insulsas sobre su fracaso. Más tarde, otro canal deportivo de alcance mundial al hacer un resumen de los 10 los mejores goles de la jornada futbolística no incluyó el hermoso tanto de Fernando Amorebieta quien en condiciones muy difíciles “clavó” el balón en la portería argentina.

Hace unas semanas, durante la celebración de la Copa América en Argentina, el periodista  David Faitelson, conocido en México por creerse dueño absoluto de la verdad y, en esa medida repudiado por jugadores, técnicos e hinchas la emprendió con insultos contra Venezuela por haber derrotado a Chile y con ello clasificarse para las semifinales de la Copa América.

Hay que ser ciego y/o idiota para no darse cuenta de la importante progresión del futbol venezolano, sin embargo las grandes cadenas internacionales de comunicación -también en el futbol- imponen su verdad, cierran sus espacios a los países emergentes e insultan a los que osan alterar el orden establecido por las mafias que dirigen el futbol mundial como repetidas veces lo ha denunciado Diego Armando Maradona.

Días antes, el Presidente Hugo Chávez tuvo que informar a los medios de comunicación que no estaba muerto, fue evidente que no hablaba desde el más allá sino desde el palacio presidencial de Miraflores. Se había transmitido insistentemente que el presidente vivía sus últimas horas en este planeta.

Durante esa misma jornada, otro estadista, el vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera, tuvo que desmentir ante la prensa que -sin contar con evidencias-, algunos medios informaron que había muerto un bebé en acciones policiales contra la marcha indígena. Dijo que esos medios, abrieron su edición con un titular con letras en rojo “en el que poco más sale la sangre del bebé”.

Remarcó que esos medios, tras haberse equivocado, publicaron al día siguiente una corrección en una pequeña columna, en el intento de reparar un error. “No soy abogado, pero ese hecho es un delito. No se puede abusar de esa manera de algo noble como es la actividad periodística” dijo García Linera.

Ahora, el gobierno de Estados Unidos inventa un supuesto ataque planeado por Irán en la capital de ese país, mientras tanto protege en su territorio al conocido terrorista Luis Posada Carriles y a quienes en septiembre de 1976 en esa misma ciudad asesinaron a Orlando Letelier, canciller y ministro de defensa del gobierno del presidente Allende. ¿Quién puede creer que Estados Unidos quiera proteger a su pueblo, cuando los terroristas viven en el país y son protegidos por su gobierno?

Pero lo creen, los medios se encargan de eso, dicen verdades mentirosas y fabrican mentiras que pretenden hacer verdaderas.

domingo, 9 de octubre de 2011

Los dardos apuntan contra Pakistán




Contrario a lo que se podía suponer, todos los indicios apuntan a que el próximo golpe de Estados Unidos y la OTAN no será en Siria o Irán. Los dardos ahora están enfilados contra Pakistán, otrora gran aliado de Estados Unidos en el Asia Central. En esa decisión podemos adivinar causas de origen coyuntural y otras que tienen que ver con las contradicciones entre las potencias en el escenario global.

El presidente Obama acuñó la  idea de llamar el escenario de guerra de esa región como Af-Pak. Con ello ha pretendido legitimar la superación del conflicto en territorio afgano al situarlo simultáneamente en el de Pakistán. El resentimiento causado por Estados Unidos en  ese país por las violaciones constantes a su soberanía y los miles de civiles asesinados por los aviones sin pilotos llamados zánganos, vino a tener su colofón con el asesinato de Osama Bin Laden  en ese país sin que las autoridades del mismo supieran de  su realización.

En la preparación de ese teatro de operaciones, Estados Unidos intenta hacer olvidar a al Qaeda, al asesinar a su líder y, en otro contexto aliarse con ellos en Libia, para derrocar a Gaddafi y lograr el nombramiento de Abdelhakim Belhaj, -miembro de esa organización y hasta hace poco uno de los terroristas más buscados del mundo- como jefe militar de Trípoli.

La máquina de propaganda gringa ha transformado a los Haqqani en los nuevos “terroristas más buscados”. Esta red, aunque afgana opera en territorio pakistaní y al igual que Al Qaeda fue creada por la CIA para combatir la ocupación soviética en los años  80 del siglo pasado. El gobierno estadounidense se ha apresurado a informar que opera bajo el manto y la protección de la agencia pakistaní de inteligencia, lo cual –de por sí- es una aseveración sumamente explosiva.

En ese contexto, el gobierno pakistaní ha sido puesto entre la espada y la pared y hoy está obligado a decidir entre una alianza con Estados Unidos y la pérdida de piso político interno ante el creciente desprestigio que este país tiene entre los pakistaníes. Se agrega que Estados Unidos ha fortalecido sus relaciones con  India, enemigo tradicional de Pakistán, al que incluso le ha ofrecido su apoyo para que acceda a un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Colocado en ese trance, el gobierno pakistaní ha vuelto la cara hacia China, que lo considera un aliado en el ajedrez estratégico de la región. China ha ofrecido su contribución al país, interesados por su “seguridad nacional y la estabilidad regional” como afirmó el ministro de Seguridad Pública Meng Jianzhu en visita a Rawalpindi.  Para China la frontera con Pakistán es tema de preocupación permanente, dados los vínculos entre los talibanes afganos con presencia en Pakistán y los separatistas musulmanes uyhedines que operan en la región de Xinjiang, al oeste de China.

Hay que estar atentos porque hasta ahora sólo hemos visto las primeras jugadas en este complicado tablero mundial que al parecer tendrá en Pakistán su próximo capítulo violento. 

domingo, 2 de octubre de 2011

La mascota negra de Wall Street

Es sabido que la política imperial de Estados Unidos se gesta desde las grandes empresas transnacionales y en particular desde el Complejo Militar Industrial. En esa medida, la función presidencial se circunscribe a administrar la actividad gubernamental -acorde los intereses de esas empresas- a fin de maximizar las ganancias para ellas.

Sin embargo, cada presidente trata de gestar una impronta que señale la especificidad de su gestión y por ende, que lo diferencie del resto. De ahí que la personalidad del presidente de Estados Unidos y sus características individuales influyen en su gestión y, en tanto hablamos de la mayor potencia mundial, ejerce -por cierto- influencia en todo el planeta.

Bill Clinton fue un presidente instruido, culto. Según la prestigiosa Universidad George Washington de la capital estadounidense que desde finales del siglo XIX ha hecho un estudio del índice de coeficiente intelectual de los presidentes estadounidenses, Clinton ha sido el más inteligente entre todos sus colegas. Es conocido el relato que hizo Gabriel García Márquez de su conversación con él, cuando el Premio Nobel fue gratamente impresionado por el conocimiento del ex presidente estadounidense sobre América Latina y su literatura. Si el presidente Chávez le hubiera querido regalar el libro “Las Venas Abiertas de América Latina” de Eduardo Galiano, es muy probable que le habría comentado que ya había leído tan importante obra.

A Clinton lo sustituyó George Bush, el presidente más bruto que ha tenido Estados Unidos según el mismo estudio de la Universidad George Washington. Su proverbial ignorancia, su gran capacidad de decir cosas incongruentes, sus innumerables frases sin sentido y su superficialidad rayana en la estupidez al hacer uso de la historia, signaron su gestión. Eso es público y de todos conocido.

Barack Obama es el término medio. Es un estúpido ilustrado. Nadie puede dudar de su excelente formación académica en las universidades de Columbia y Harvard, lo que lo llevó a dictar cátedra en la Universidad de Chicago. Cuesta entonces, entender cómo es posible que teniendo los conocimientos que tiene, pueda manejarse con tamaña desfachatez al manejar elementos de carácter histórico, político y del derecho internacional en la principal tribuna del mundo.

Sólo tiene explicación cuando se comprende que habla desde la prepotencia que le da dirigir la mayor potencia militar del planeta, desde la soberbia del poder imperial y desde la bobería del que no tiene la razón y la pretende imponer por vía de la fuerza, la amenaza y el chantaje. 
Por eso, repito, es un estúpido ilustrado.

Por eso, tal vez, sólo pase a la historia, como “La mascota negra de Wall Street” tal como lo llamó Cornel West prestigiado filósofo, escritor y profesor de la Universidad de Princeton.
No me vayan a acusar de racista. West es negro e imparte clases en el Centro de Estudios Afroamericanos de dicha universidad. No hay porque dudar que sabe lo que dice.

domingo, 25 de septiembre de 2011

La ONU ha muerto


A través de la historia, el fin de una guerra siempre ha traído nuevos repartos territoriales en distintas partes del mundo y con ello un sistema internacional que responde a la lógica de los vencedores. En nuestro entorno inmediato Trinidad que fue española terminó siendo inglesa y Curazao, que era una posesión inglesa pasó a la historia como holandesa.

En el pasado más reciente, el fin de la primera guerra mundial vio nacer a la Sociedad de Naciones como organización donde se debían dirimir las controversias entre los países. Asimismo, al concluir la segunda guerra mundial se creó la Organización de Naciones Unidas (ONU) como instrumento para garantizar la paz en el planeta ante la devastación que las dos grandes guerras del siglo XX habían causado y sobre todo, para controlar la amenaza anunciada al mundo por Estados Unidos al lanzar innecesariamente las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki cuando la guerra ya había terminado. Antes 5 países se reservaron el derecho de decidir por el resto del mundo generando una contradicción que aún hoy no se resuelve: la que existe entre el carácter democrático de la Asamblea General y el autoritario y dictatorial del Consejo de Seguridad.

Más aún, 20 años después del final de la guerra fría, el mundo no ha tomado nota de la situación internacional creada para dar origen a una nueva organización con una lógica distinta que considere los actores internacionales emergentes y sobre todo, una nueva agenda de cooperación y paz que ponga en el centro los graves problemas que aquejan a la humanidad.

Los acontecimientos de los últimos años signados por una unipolaridad cerrada entre 2001 hasta 2008 y la transición hacia una situación de balance de poder ante la debilidad económica y financiera de Estados Unidos desde esa fecha dan cuenta de una ONU inoperante y plegado a la voluntad de los Estados canallas.

La resolución unánime de condena a Irán por la supuesta intención de construir armas atómicas contrasta la existencia de las mismas en países como Israel, India y Pakistán, que poseen la común característica de estar entre los mayores compradores de armas a los países productores que son básicamente los miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

La aprobación, también unánime de las potencias para autorizar -a través de la resolución 1973- lo que derivó en el bombardeo indiscriminado a las ciudades libias y el asesinato de miles de ciudadanos, dan cuenta de una organización que ya no es garante de la paz sino promotora de la guerra. Igual hecho ocurrió durante los recientes acontecimientos en Costa de Marfil, donde el propio Secretario General de la ONU dio órdenes a los Cascos Azules de involucrarse militarmente bajo órdenes de las FF.AA francesas que invadieron el país africano.

Finalmente, el anunciado veto de Estados Unidos al ingreso de Palestina a la organización como Estado con plenos derechos, no lleva más que a decir que la ONU ha muerto.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Guerra avisada no mata soldados

El escenario internacional actual nos envuelve en un marco de impunidad, agresión e inoperancia de las instituciones. Las normas de derecho internacional son violentadas, el Secretario General de la ONU actúa desembozadamente al servicio de los Estados canallas y las más elementales normas de convivencia internacional son avasalladas por el peso de la fuerza militar que no se detiene ante el respeto a los principios de soberanía,  no injerencia en asuntos internos de otros estados y libre determinación de los pueblos.

En ese contexto hay que ser demasiado inocente para suponer que es una casualidad que en menos de una semana se hayan realizado cuatro agresivos ataques diplomáticos de Estados Unidos contra Venezuela.

La escalada comenzó el día 9 cuando  la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés), adscrita al Departamento del Tesoro, catalogó como “narcotraficantes y terroristas” al General Clíver Alcalá Cordones, al diputado Freddy Bernal, al ex Amílcar Figueroa, diputado y al oficial del ejército Ramón Madriz”. Por supuesto no presentó prueba alguna en contra de estos ciudadanos venezolanos.

El viernes 16 la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió una sentencia en el caso del dirigente de ultra derecha Leopoldo López, quien fue inhabilitado por la Contraloría General de la República, para ejercer cargos en la administración pública por haber incurrido en hechos de corrupción. La Corte es una de las instituciones que forma parte de esa entelequia que se llama sistema interamericano, y ha servido por más de 60 años como parapeto jurídico para las agresiones de Estados Unidos en el continente.

El mismo día se dio a conocer el “Informe anual de Estados Unidos sobre libertad de culto,”  en el cual se establece la “preocupación” de Estados Unidos porque los grupos que critican al Gobierno de Venezuela “están sujetos a acoso e intimidación”. Según la Secretaria de Estado Hillary Clinton, los países que han sido señalados en el informe “estarán sujetos a sanciones del Departamento de Estado”. Cerró la semana las declaraciones del “siempre presente” Roger Noriega que acusó al presidente Chávez -con el poder que le dan las armas del Pentágono y la CIA- de proteger narcotraficantes.

Sólo debemos recordar que a Salvador Allende se le acusó de querer establecer el comunismo para organizar y financiar un golpe de estado en su contra, al gobierno de Afganistán de proteger a Osama Bin Laden para invadir ese país y causar miles de víctimas civiles, a Saddam Hussein de poseer armas nucleares para apoderarse de las riquezas petrolíferas de Irak y a Gaddafi de violar los derechos humanos para bombardear inmisericordemente a la población civil libia.

Todos sabemos que Estados Unidos no necesita argumentos ni preceptos legales para invadir otros países, violentar su soberanía y apoderarse de sus recursos. La historia nos da innumerables pruebas en ese sentido. Pero, ahora –en medio de su debilidad económica – necesita de otros instrumentos. Por ello usa a la OTAN, azuza a otros países, busca alianzas internacionales, utiliza el Consejo de Seguridad  de la ONU  y se vale de los medios de comunicación para transmitir sus falsas verdades.

Las evidencias están a la vista y por ahí dicen que “guerra avisada no mata soldados”. 


domingo, 11 de septiembre de 2011

Dios los cría y el Diablo los une

Se cumplen 10 años de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 sin que se sepa a ciencia cierta quiénes fueron los causantes de dichas acciones. La respuesta de Estados Unidos no se hizo esperar y en su política de venganza dio inicio a la doctrina de “guerra preventiva contra el terrorismo”. Una serie de organizaciones y personalidades de todo el mundo fueron consideradas como tal por el Departamento de Estado, sin embargo no ha existido un marco conceptual preciso para definir estas organizaciones y por tanto hay un limbo de indefiniciones para establecer que una estructura u otra, esté vinculada al delito organizado, al narcotráfico y/ o al  terrorismo. El concepto es tan amplio que puede aplicarse a cualquier organización delictiva, incluso al margen de la propia definición que ha elaborado la ONU.

Sin embargo, la mascarada imperial ha quedado al descubierto. La ejecución sumaria  de Bin Laden, ex agente de la CIA, sin que la opinión pública sepa su verdadero papel y responsabilidad en los hechos de  2001 y la agresión de la OTAN contra Libia, han mostrado que el verdadero objetivo era legalizar la intervención militar en cualquier lugar del mundo en el que los Estados Canallas lo consideren necesario para sus intereses. Con ello, se ha pretendido legitimar los asesinatos selectivos, las cárceles clandestinas,  el mantenimiento ilegal  de otras como la de Guantánamo que Obama prometió cerrar, el uso de la tortura y finalmente la violación de toda norma de derecho internacional, hasta cuestionar la propia validez de la Carta de las Naciones Unidas.

Recientemente, el imperio se salió de toda norma cuando después de 10 años de bombardear al mundo con su supuesta lucha contra Al Qaeda, favoreció, entrenó, y dio armas a ese grupo terrorista para que llevara adelante la guerra de invasión en Libia. Se ha hecho pública la colaboración de Al Qaeda con Estados Unidos y Gran Bretaña al saberse que Abdelhakim Belhaj, un antiguo dirigente de esa organización que estaba en la lista de terroristas más  buscados por Estados Unidos, dirigió la toma de Trípoli, y en premio fue nombrado máximo jefe militar de la capital libia. Aproximadamente 800 militantes del “Grupo Islámico Combatiente Libio” una de las ramas  de Al Qaeda en ese país,  participaron en la toma de Trípoli bajo el mando de la OTAN.

Según un artículo de Walter Goobar en Miradas al sur (http://masticandonoticias.blogspot.com/) “…desde hace tiempo se conocen las relaciones oscuras entre el servicio de inteligencia británico MI6 y este grupo terrorista libio”

lunes, 5 de septiembre de 2011

La primera guerra del nuevo sistema internacional


La invasión a Libia es la primera guerra que se desata en el marco del nuevo sistema internacional de Balance de Poder. Tal como ocurrió durante la última década del siglo pasado, y al comenzar éste, el mundo se debate en una suerte de limbo político sin saber cuál es la invisible estructura de poder que regula su funcionamiento. Teóricamente ese papel lo juega la Organización de Naciones Unidas (ONU), pero esta se encuentra secuestrada por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad que de manera dictatorial toman las decisiones sin consultar a la gran mayoría del planeta.


Muchos dirán que esto no es nada nuevo, pero sí lo es. En 2001, Estados Unidos se aprovechó del ataque terrorista en su territorio para imponer un sistema internacional unipolar. La falsa disyuntiva planteada por el Presidente Bush “O están con el terrorismo o están con nosotros” obligaba a los países del mundo a una sola opción que no dejaba espacios para disentir.


Sin embargo, la crisis económica, la debacle financiera, el desastre ecológico, la hambruna global, la incapacidad de solventar su voracidad energética ha hecho que hoy sea imposible para Estados Unidos sostener la unipolaridad.


En ese contexto los “Estados canallas” (tomo el concepto de la reciente Declaración de intelectuales africanos sobre Libia) se han puesto de acuerdo para compartir el mundo a partir de sus intereses. Libia ha sido el primer paso; los miembros del Consejo de Seguridad (incluyendo los 5 Brics, entre ellos Brasil) aprobaron la invasión a Libia.


Lo más probable es que una resolución similar a la 1973 de la ONU que legalizó la intervención en Libia se intente contra Siria primero e Irán después. Es factible que China y Rusia la veten, porque estos países están enmarcados en el espacio de sus intereses estratégicos. Estados Unidos, la “bestia herida”, sedienta de petróleo dará un nuevo zarpazo, buscará la manera, se refugiará en las formas, encontrará aliados y lo justificará de cualquier manera.


Será el fin formal del sistema internacional actual, porque la Carta de la ONU quedará obsoleta, ya no servirá a los intereses de las potencias que la crearon al finalizar la 2da. GM. Se han comenzado a dar pasos en ese sentido. No ha habido conflicto en los últimos tres años en que los estados canallas no se hayan puesto de acuerdo en África, Asia, Medio Oriente o América Latina, en ninguno se han manifestado contradicciones profundas. Es un equilibrio entre ellos, en el que los países del sur no participamos. Podemos hablar de Kirguistán o Georgia, de Corea o Taiwán, de Palestina o Irán, de Sudán o Libia, de Honduras o Costa de Marfil.


No es esa la multipolaridad que queremos, sencillamente porque eso no es multipolaridad. Es una balanza de poder. Si logran ocupar Siria e Irán, los Estados canallas se pondrán de acuerdo nuevamente para repartirse el botín. Y tratarán de que nos olvidemos de conceptos como soberanía, derechos humanos, democracia, no injerencia, dirán que es parte del pasado.

martes, 23 de agosto de 2011

España, ¿un país del primer mundo?


Los gobernantes de la España reciente han querido construir la idea de que son un Estado del “primer mundo”, y que han tenido y tienen todas las condiciones para serlo. Mienten impúdicamente. España siempre, desde tiempos inmemoriales ha sido un país parásito. Su economía - por siglos - se ha basado en la expoliación y la dependencia de otros y en la limosna que han podido recoger. 

En 1492, el mismo año que Colón llegó a nuestro continente, los reyes –en nombre de la misma lucha civilizatoria y religiosa que esgrimen hoy Aznar y Bush- expulsaron a los árabes y judíos de su territorio. La gracia le costó casi 5 siglos de atraso, porque a cambio de su consagración como “Reyes Católicos”, detuvieron el desarrollo capitalista en su país, el  que si se produjo en el norte de Europa. La culpa la pagaron nuestros pueblos originarios que fueron sometidos al peor genocidio del que se tenga conocimiento en la historia al implantar en nuestras tierras el atrasado régimen feudal español. Cuando 130 años después los europeos llegaron al norte del continente, el capitalismo se había desarrollado en Inglaterra y Holanda y –aunque reprodujeron el mismo genocidio- las instituciones creadas apuntaban a un sistema superior de gobierno. En parte, esto explica las diferencias de desarrollo  entre el norte y el sur de nuestro continente

Los reyes españoles durante 3 siglos financiaron sus lujos y extravagancias y se dedicaron a pagar las deudas contraídas para financiar su genocidio mientras los pueblos de España eran sometidos a la exclusión y la pobreza.

España renació apenas a finales del siglo XX, y nuevamente gracias a un factor externo, esta vez de la mano de Alemania –o mejor dicho de su bolsillo-. Hoy, nuevamente este país y Francia tienen que acudir a salvar a España de la incapacidad de sus gobernantes, y de su monarquía parásita. Mientras su pueblo protesta en las calles y hasta los futbolistas hacen huelga por sus sueldos impagos, los Reyes toman vacaciones en su palacio de las Baleares, y se gastan decenas de millones de euros en la visita del Papa.

Cobran su compromiso con el Vaticano, suponiendo que la visita de Benedicto XVI va a hacer olvidar su difícil situación económica y nuevamente apelarán a los pueblos de Francia y Alemania para que se sacrifiquen por ellos y paguen su falsa condición primermundista. 

viernes, 12 de agosto de 2011

Noticias de Europa.


“La violencia callejera y el pillaje se extienden por los barrios de Londres”, ”El miedo arrasa las bolsas”, “Brixton, una olla a punto de reventar”, “Batalla campal entre turistas y policías en Girona”, ”El temor a la recesión mundial provoca un ´lunes negro` pese a la intervención del BCE”, “El BCE frena el acoso sobre España e Italia”, “La presión para que Italia, acelere las reformas desata una batalla política”, “La OCDE cree que la recuperación pierde impulso”, Bélgica pacta las medidas para sosegar la crisis”, “Van Rompuy urge a que se apruebe el fondo de rescate”, “La huelga de controladores alemanes afecta hoy a España”, “Bank of America   se desploma en Bolsa por una demanda multimillonaria de AIG”, “Rabia en Londres”, “Cataluña reduce hasta el 27% las ayudas para guarderías en pleno agosto”, “El temor al contagio en Francia hunde aún más las Bolsas”, “Los recortes de las autonomías impactan ya sobre lo más pobres”, “Cameron da carta blanca a la policía”, “El asesinato de tres musulmanes  eleva el riesgo de un conflicto interétnico”, “No nos escuchan, sólo nos reprimen” “Que pase el siguiente detenido, Los tribunales no dan abasto para juzgar a más de 1100 arrestados”, “Londres empieza a calcular millonarias pérdidas”, “Sacar al Ejército sería una señal desesperada”, “La Junta suspende la ayuda extra a 32.000 viudas”, “Suben el transporte y las basuras”, “El peor ´crash ` desde la Gran Recesión”, “La AIE e a la baja la demanda de crudo” por el menor crecimiento”, “Berlusconi esboza otro duro ajuste sin pactar con los agentes sociales”, “Las ventas de vivienda se desploman el 22,9% en junio”.

Son noticias de la Edición Europa del periódico El País del 9 y el 11 de agosto. Aunque debería hacer un comentario al respecto, en este caso no es necesario, los lectores pueden sacar sus propias conclusiones.