Páginas vistas en total

domingo, 16 de octubre de 2011

¿Mentiras verdaderas o verdades mentirosas?


En la rueda de prensa posterior al extraordinario triunfo  de Venezuela sobre Argentina en la ronda clasificatoria para la Copa Mundial Brasil 2014, las declaraciones del victorioso Director Técnico de Venezuela César Farías, fueron puestas en segundo plano por una cadena internacional de televisión para escuchar las palabras de un derrotado jugador argentino que daba explicaciones insulsas sobre su fracaso. Más tarde, otro canal deportivo de alcance mundial al hacer un resumen de los 10 los mejores goles de la jornada futbolística no incluyó el hermoso tanto de Fernando Amorebieta quien en condiciones muy difíciles “clavó” el balón en la portería argentina.

Hace unas semanas, durante la celebración de la Copa América en Argentina, el periodista  David Faitelson, conocido en México por creerse dueño absoluto de la verdad y, en esa medida repudiado por jugadores, técnicos e hinchas la emprendió con insultos contra Venezuela por haber derrotado a Chile y con ello clasificarse para las semifinales de la Copa América.

Hay que ser ciego y/o idiota para no darse cuenta de la importante progresión del futbol venezolano, sin embargo las grandes cadenas internacionales de comunicación -también en el futbol- imponen su verdad, cierran sus espacios a los países emergentes e insultan a los que osan alterar el orden establecido por las mafias que dirigen el futbol mundial como repetidas veces lo ha denunciado Diego Armando Maradona.

Días antes, el Presidente Hugo Chávez tuvo que informar a los medios de comunicación que no estaba muerto, fue evidente que no hablaba desde el más allá sino desde el palacio presidencial de Miraflores. Se había transmitido insistentemente que el presidente vivía sus últimas horas en este planeta.

Durante esa misma jornada, otro estadista, el vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera, tuvo que desmentir ante la prensa que -sin contar con evidencias-, algunos medios informaron que había muerto un bebé en acciones policiales contra la marcha indígena. Dijo que esos medios, abrieron su edición con un titular con letras en rojo “en el que poco más sale la sangre del bebé”.

Remarcó que esos medios, tras haberse equivocado, publicaron al día siguiente una corrección en una pequeña columna, en el intento de reparar un error. “No soy abogado, pero ese hecho es un delito. No se puede abusar de esa manera de algo noble como es la actividad periodística” dijo García Linera.

Ahora, el gobierno de Estados Unidos inventa un supuesto ataque planeado por Irán en la capital de ese país, mientras tanto protege en su territorio al conocido terrorista Luis Posada Carriles y a quienes en septiembre de 1976 en esa misma ciudad asesinaron a Orlando Letelier, canciller y ministro de defensa del gobierno del presidente Allende. ¿Quién puede creer que Estados Unidos quiera proteger a su pueblo, cuando los terroristas viven en el país y son protegidos por su gobierno?

Pero lo creen, los medios se encargan de eso, dicen verdades mentirosas y fabrican mentiras que pretenden hacer verdaderas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario